EEUU planteó a Maduro su interés por reabrir la embajada en Venezuela Itempnews
EEUU planteó a Maduro su interés por reabrir la embajada en Venezuela

Los funcionarios de la administración que se reunieron recientemente con el presidente venezolano, expresaron la voluntad de retomar las operaciones de la misión diplomática cerrada en marzo de 2019, cuando Trump reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente legítimo del país.


La administración Biden está considerando la reapertura de la embajada de Estados Unidos en Caracas y así lo plantearon al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, funcionarios de alto rango estadounidenses que visitaron el país suramericano el fin de semana con una agenda de fondo que apunta a aislar al Gobierno de Rusia de sus aliados clave por la guerra en Ucrania.

“Uno de los temas que los estadounidense plantearon en la reunión fue la necesidad de retomar las operaciones esenciales de su embajada en Caracas. Dijeron que el plan estaba avanzado, pero sería una decisión que debía anunciar el secretario de Estado”, relató al Proyecto Itempnews una persona familiarizada con las conversaciones quien habló bajo condición de anonimato debido a la naturaleza sensible del asunto.

“A qué se refieren los estadounidenses con ‘actividades esenciales’, lo desconozco”, agregó la fuente. Un portavoz del Departamento de Estado no respondió de inmediato a una solicitud de información. El Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca tampoco atendió a una petición de comentarios.  

El edificio de la embajada estadounidense en Caracas está ubicado en una zona llamada Valle Arriba, al este de la capital (Foto/Itempnews)

La noticia del retorno de los diplomáticos estadounidenses a Caracas luego de tres años de ausencia, que no se ha  informado previamente, se produce luego del anuncio de que EEUU comenzará un proceso paulatino de reapertura de sus servicios consulares en La Habana, Cuba, los cuales suspendió en 2017.   

Estados Unidos cerró por completo las puertas de su embajada en Caracas, la capital de Venezuela, el 12 marzo de 2019 cuando los últimos diplomáticos acreditados arriaron la bandera tras la decisión de la entonces administración Trump de reconocer, en enero de ese año, al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino del país.

El Departamento de Estado estableció una Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela, ubicada en la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, Colombia, donde se procesan las visas de inmigrante para los residentes de Venezuela. 

El 18 de noviembre de 2020, el Senado de los Estados Unidos confirmó a James Story como el primer embajador de Venezuela en una década, quien aún está a cargo de la legación desde Bogotá.

Venezuela tampoco tiene representación diplomática y consular en EEUU desde 2019. Ambos países no han intercambiado embajadores en una década.

Los detalles de lo que ha sido la primera reunión de alto nivel entre Maduro y los funcionarios estadounidenses en muchos años, fue reportada por primera vez por The New York Times, y confirmada este miércoles 9 de marzo por la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien destacó la liberación de dos ciudadanos estadounidenses retenidos injustamente por el régimen de Maduro, en respuesta a las conversaciones con miembros de la administración Biden.

“Me gustaría señalar que Maduro dijo que reanudará las conversaciones con el presidente interino de Venezuela en México (Juan Guaidó). Así que esa es una señal alentadora”, dijo Psaki al comentar el encuentro celebrado en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas.

“Hubo una variedad de temas discutidos en este viaje. Hay una variedad de temas para discutir en el futuro. Pero en este momento, solo estamos celebrando el regreso de dos estadounidenses”, agregó.

El presidente Biden en un encuentro en la Casa Blanca (Foto oficial de la Casa Blanca por Adam Schultz)

Por su parte, Maduro anunció el pasado 8 de marzo de 2022, tras la reunión con los emisarios del presidente Biden, que se retomaría la ronda de negociaciones entre su gobierno y la oposición en Ciudad de México.

El mandatario canceló las conversaciones en octubre de 2021 luego de que el empresario colombo-venezolano Alex Saab, acusado por Estados Unidos de lavado de dinero, fuera extraditado desde Cabo Verde para ser juzgado por una corte del Distrito Sur de la Florida.

Altos funcionarios de la Casa Blanca reiteraron este miércoles 9 de marzo, en una llamada con periodistas, que la administración no planteó restablecer la compra de petróleo por parte de Estados Unidos.

«Las decisiones sobre el petróleo de las que se ha informado ampliamente son las que creo que se están considerando a un nivel mucho más amplio y que no es algo a lo que nos hayamos comprometido o con lo que hayamos hecho un trueque. El centro de atención (de la visita) en todo momento fueron los estadounidenses detenidos y su regreso», expresó un funcionario de la Casa Blanca durante la conversación.

Obstáculos en la mira

Desde el punto de vista operativo, el cierre de la embajada estadounidense en Caracas representó un problema técnico para el Departamento de Estado y sus diplomáticos conforme perdió la oportunidad de trabajar directamente en el terreno con la oposición a Maduro en los momentos más álgidos que ha vivido el país desde 2019, de acuerdo con funcionarios.

Sin paragón, lo que está ocurriendo en Ucrania tras la invasión de Rusia, es un desafío colosal al orden y el derecho internacional existente hasta ahora, y Estados Unidos se vio en la necesidad de responder en todos los frente en vista de que los precios del petróleo, el Talón de Aquiles de la nación, están subiendo aceleradamente, lo que arriesga la recuperación de la economía global luego de la pandemia.  

De acuerdo con la Casa Blanca, uno de los temas discutidos entre ambas partes fue la seguridad energética en vista de que las sanciones de EEUU contra la industria petrolera venezolana afectaron la capacidad de producción y exportación del país, sumado a la corrupción que devora al gobierno.