Miami Dade deberá certificar más de 70 edificios que cumplirán cuarenta años - Itemp
Miami Dade deberá certificar más de 70 edificios que cumplirán cuarenta años

El colapso parcial de una torre de apartamentos en Miami Beach promete impulsar un mayor escrutinio sobre los procesos de calidad y permisos de las edificaciones antiguas y nuevas de la ciudad


Las autoridades del condado de Miami Dade deberán realizar inspecciones por lo menos a 70 edificios residenciales que cumplen 40 años de construidos en la ciudad hasta finales de 2021, un proceso que, como nunca, estará bajo fuerte escrutinio luego del colapso parcial de un condominio de lujo al norte de Miami Beach.

La tragedia con la que despertaron los residentes de Miami y toda Florida mantiene a los cuerpos de bomberos y socorristas de la ciudad atareados buscando supervivientes entre los escombros del edificio Champlain Towers ubicado en la 8777 Collins Ave, al norte de Miami Beach, que a la 1:30 a.m. del jueves 24 de junio, se derrumbó del techo hacia abajo.

Según la Sección 8-11 (f) del Código del Condado de Miami-Dade, el propietario de un edificio que ha existido durante cuarenta años o más debe hacer que se inspeccione el edificio con el fin de determinar la condición estructural de la propiedad y el estado de sus sistemas eléctricos de conformidad con el Código de la Construcción.

El Champlain Towers, con 136 unidades y 12 plantas, se comenzó a edificar a finales de 1970 y estuvo listo para la venta a partir de 1981 como un símbolo del lujo y elegancia en esa época, en la cual Miami estaba comenzando a sufrir los embates del narcotráfico.

De acuerdo con los registros analizados por ITEMP solo este año al menos unos 70 edificios residenciales dentro de la jurisdicción de Miami Dade cumplirán 40 años de construidos, algunos de los cuales forman parte de enormes complejos urbanísticos en las zonas de mayor ingreso de la ciudad.

Las viviendas unifamiliares, los dúplex y los edificios agrícolas no residenciales están exentos de los requisitos de recertificación.

También están exentos de estos requisitos todos los edificios con una carga de ocupantes de diez unidades o menos y dos mil pies cuadrados o menos, estipula la norma.

Hasta finales de este año deberán someterse a “recertificación” -como lo definen las autoridades-, edificios en las zonas de Key Biscayne, Brickell, Miami Beach o North Miami Beach, muestran los registros de propiedad del condado y las páginas dedicadas a ventas de bienes raíces.

El Atlantis Condominium, un opulento edificio residencial cubierto de enormes cristales en Brickell, es una de estas edificaciones emblemáticas de Miami que a partir de 2022 deberá comenzar el proceso de recertificación en vista de que cumplirá 40 años de construido.

La comisionada de la ciudad de Surfside, donde estaba la torre, Eliana Salzhauer, le dijo a WPLG que el proceso de recertificación para esta infraestructura estaba en curso. Salzhauer expresó que se creía que el proceso avanzaba sin dificultad. Un inspector de edificios estuvo en el lugar el miércoles, reportó la agencia AP.

El Departamento de Recursos Regulatorios y Económicos de Miami-Dade realizó 146,260 inspecciones entre octubre de 2020 y mayo de 2021, revelan los registros.

Estas inspecciones incluyen el análisis de la infraestructura física de la propiedad, el sistema eléctrico, el techado o la plomería.

Las inspecciones buscan, sobre todo, que se evalúen los efectos del tiempo con respecto al deterioro de los materiales de construcción originales.

Las imperfecciones de la superficie, tales como grietas, distorsiones, hundimientos, desviaciones excesivas, desajustes significativos, signos de fugas y descascarillado de los acabados deben considerarse críticamente como indicaciones de posibles problemas, dice la normativa.

Tomando en cuenta que buena parte de los edificios residenciales de más de 10 pisos en Miami se ubican cercanos a la costa, como el Champlain Towers que colapsó el jueves, las autoridades tienen regulaciones más severas.

En un clima marino como el de Florida, existen condiciones altamente agresivas durante todo el año donde el vapor de humedad juega un delicado papel en las construcciones del estado.  

Es por lo cual los ingenieros y arquitectos del condado advierten que “los materiales de construcción comunes, como estuco, mampostería e incluso hormigón, son permeables incluso con presiones leves”.

“Dado que la mayor parte de nuestra construcción local no utiliza barreras de vapor, la condensación tardará lugar dentro de las paredes cerradas del edificio. Como resultado, es muy probable que el deterioro sea adyacente al exterior de las paredes o en cualquier otro lugar donde se haya permitido que la humedad o las fugas directas penetren en la carcasa del edificio”, advierte un documento del Centro de Permisos e Inspección del Condado de Miami-Dade.

El no presentar el Informe de Recertificación requerido es considerado una violación civil con pena de multas de hasta 10 mil dólares o la remisión del caso a la Unidad de Estructuras Inseguras para el inicio de actas de expropiación.

El conjunto de grúas en torno a la ciudad de Miami dan una sensación de modernidad y progreso que, desde hace tiempo, está chocando con las advertencias de los expertos, sobre el riesgo de seguir edificando grandes torres acristaladas en terrenos que el cambio climático está comenzando a afectar.

Al menos 20 edificios de lujo están en construcción a lo largo y ancho de Miami y su costa para los próximos años.